martes, 6 de noviembre de 2012

Chiles Rellenos de ... Queso


Me encanta esta receta, aunque tenga más pasos a seguir y pueda resultar revoltosa, su resultado es delicioso.

Es otro de los platillos donde uno puede jugar con los ingredientes a utilizar para el relleno, y a la vez puedes elegir entre comerte el chile al natural o capearlo.

A continuación te comparto la receta familiar y paso a paso de cómo hacer un chile relleno natural o capeado. Espero la disfruten!


Chiles Rellenos de ... Queso
Porciones: 2 – 3 personas

Ingredientes:
6 chiles poblanos
500gr de queso fresco

Para capear:
½ taza de harina
2 huevos
aceite

Salsa:
6 tomates bola, grandes
1 ajo chico
2 rodajas de cebolla blanca
Sal
Pimienta
Consomé en polvo

Preparación:

Limpiar chiles, acomodarlos sobre un comal para tatemar o directamente a la llama. Al estar toda su piel quemada uniformemente, retirarlos y colocarlos en una bolsa de plástico para que suden por unos minutos, lo cual ayudara para pelarlos fácilmente.



Salsa:
Mientras se asan los chiles, en una olla chica hervir agua y agregar tomates y cocerlos por 5 minutos. Al estar listos, licuar junto con cebolla y ajo. Pasar mezcla a una olla chica con 1 cucharadita de aceite y guisar salsa, sazonar con sal, pimienta y consomé en polvo; si es necesario agrega un poco del agua donde se cocieron los tomates. Apagar fuego al primer hervor.

Volvamos con los chiles, sacarlos de la bolsa y con cuidado retira toda la piel (si es necesario utiliza guantes para no quemarse y trata de no romper el chile, puedes ayudarte con agua fría). Ya sin piel, acomoda el chile sobre una tabla o plato.

Haz un corte vertical en un lado del chile, límpialo por dentro y ahora si, a rellenar con el queso; para cerrarlo te puedes ayudar de un palillo/pica diente.



El siguiente paso es capear el chile, pero si decidiste no hacerlo, acomoda los chiles en un pyrex y hornea a 350º F por 15 minutos.

Para capear el chile:
En un bowl, batir las claras hasta que tengan una consistencia esponjosa, y añade yemas, una por una.



Tener listo un sartén caliente con suficiente aceite para freír. Enharinar los chiles, sumergir en la mezcla del huevo escurrir excedente y con la ayuda de unas pinzas colocarlo en las orillas del sartén (esto para que la mezcla de huevo no se expanda por todo el espacio y el capeado quede en buena forma). Son 3 minutos de cada lado para que queden listos.



Sacarlos del sartén y ponerlos en papel de cocina para escurrir el excedente de aceite.

LISTO. . .


Emplatar chile, bañar con salsa y crema agria al gusto.
Acompañarse de arroz rojo, frijoles refritos y una fresca ensalada.

BON APPÉTIT!!!

TIP: Los chiles pueden rellenarse de picadillo, verduras guisadas, pollo desmenuzado, atún, camarón, variedad de mariscos, etc. En sí, con lo que se te antoje.